lunes, 19 de noviembre de 2007

Ha llegado PatimPatamPatum

Al llegar esta mañana al trabajo me he encontrado con una agradable sorpresa sobre mi mesa. Un paquete azul de Correos con el PatimPatamPatum en su interior. Había hecho el preorder hace un tiempo, y ya han comenzado a llegar.

No, no, a mí solo me ha llegado uno.

PatimPatamPatum es un juego de mesa creado por Marc Figueras y Marià Pitarque, basado en la Patum de Berga, una ancestral fiesta popular de este pueblo de Barcelona.
Tuve ocasión de probar una "beta" del juego, bastante acabada, en las jornadas de Granollers, y la verdad es que me gustó bastante. Es un juego de movimiento y mayorías, donde tendrás que desplazar a tus "patumaires" (miembros de las distintas agrupaciones o comparsas) por las calles del pueblo, y ocupar las plazas, empujando, si puedes, a los anteriores patumaires que las ocupaban, y resistiendo a su vez la embestida de los que quieren entrar.

El tablero, representando un mapa del pueblo

Es conocido que me encantan los juegos de mayorías, pero este tiene un sabor especial, y no solo por ser de dos amigos. El saborcillo a fiesta popular, y las bonitas ilustraciones del tablero y las cartas, representando a personajes populares de las fiestas, le da un toque entrañable, a pesar de tratarse de unas fiestas desconocidas para mí hasta el momento de probar el juego. Luego me enteré que las fiestas de la Patum de Berga son patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad, según la UNESCO. Ahí es nada.

No tengo cámara a mano. Las fotos están tomadas de la página de Vexillum (la compañía formada por Marc y Marià) y de su blog. Espero que no les importe.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Mis 20 series favoritas ¿de siempre?

Bueno, Wkr me ha pasado un meme para que ponga mis 20 series de televisión favoritas.
Soy muy malo para esto de las listas. Además, tengo memoria de pez y suelo recordar con más facilidad lo último que he visto, así que nadie se sorprenda si las series que pongo son, en su mayoría, de los últimos años. Básicamente, más que mis 20 series favoritas de siempre, son 20 series que me han gustado y que se me han pasado ahora por la cabeza. Ahí van, sin ningún orden en concreto:

  1. Paranoia Agent. Serie de anime con una estructura absolutamente brutal. Ninguno de sus 13 episodios te deja indiferente.
  2. Samurai Champloo. Siguiendo con el anime, al que tengo muy abandonado últimamente, una serie divertidísima y con una fantástica animación.
  3. Dexter. Quizá lo màs sorprendente que he visto últimamente. Especialmente buena la actuación del protagonista, y fundamental verla en VO para escuchar su voz.
  4. House. Me encanta. A veces la estructura de los episodios se hace repetitiva, y a veces la trama flojea, pero un personaje como ese tapa cualquier defecto.
  5. Secretos de la II Guerra Mundial. Serie documental de la BBC que estoy viendo actualmente, muy amena y entretenida, y con muchas curiosidades sobre el conflicto.
  6. Expediente X. Reconozco que no terminé de verla. Por la sexta temporada o así pillé un empacho y la dejé, y ahora he olvidado demasiadas cosas como para retomarla, pero me lo pasé muy bien mientras la seguí.
  7. Tan muertos como yo. Una pena que cancelaran la serie. Me gustaba. La trama no avanzaba mucho, pero no me importaba. Me había encariñado mucho con los personajes.
  8. Futurama. Mucho mejor, en mi opinión, que los Simpsons.
  9. Cheers. Presiento que no resistiría una segunda visión. Pero recuerdo momentos muy felices, cuando llegaba del instituo a casa y comía viendo esta serie.
  10. V. ¿Qué decir de ella? Nos impactó a todos de pequeños. Al igual que la anterior, no querría verla de nuevo.
  11. Los Soprano. Me lo he pasado en grande con esta serie. ¿Cómo es posible coger tanto cariño a unos mafiosos? Aún no he visto los episodios finales. Tengo que hacerlo, pero se que ver terminada la serie me dará mucha pena.
  12. Alfred Hitchcock Presenta. Esta se la he robado a Wkr, pero al verla en su lista me han venido unos magníficos recuerdos.
  13. Superagente 86. Lo que me llegaba a reír con esta serie.
  14. Me llamo Earl. No me preguntéis por qué me gusta. Simplemente, me gusta.
  15. Se ha escrito un crimen. Anda que no molaba ver lo gafe que era la Angela Lansbury, provocando todo tipo de crímenes a su paso. :-)
  16. La Hora Chanante / Muchachada Nui. De acuerdo. No es exactamente una serie. Es un poco casposa. Tiene muchos altibajos. Chistes malos a tutiplén. Pero de vez en cuando hay también pequeños momentos gloriosos que hace que todo merezca la pena. Traedme la berenjena!!!
  17. Juzgado de Guardia. Otra serie a la que guardo gran cariño.
  18. Más allá del límite. Algunos capítulos eran flojillos, pero otros eran muy buenos.
  19. South Park. El humor irreverente a veces cansa en exceso. Pero esta serie es, quizás, la excepción.
  20. The IT Crowd. Porque es con la que me estoy riendo actualmente.

Y ahora viene el momento de pasar el testigo. Los elegidos para la put... digo... para seguir el meme son WasQ y Fran F G

lunes, 12 de noviembre de 2007

Agricola en cualquier idioma... excepto castellano

Uno de los lanzamientos estrella de este año en Essen ha sido Agricola, de Uwe Rosenberg, editado por Lookout Games.
Tras la feria, parece confirmarse que no solo ha sido hype, y las referencias sobre el juego son inmejorables. Solo tiene un "pequeño" defecto. Tiene tropecientas cartas con texto... en alemán. Lo cual, fuera de Alemania, suele ser un inconveniente.
Pronto, en BoardGameGeek, los usuarios comenzaron a demandar una versión en inglés. De hecho, lo hicieron incluso antes del lanzamiento del juego en Essen. Tras la feria, y viendo que el juego cumplía con las expectativas puestas en él, estas demandas se multiplicaron.
Desde Lookout Games, editora del juego, respondieron que los derechos para una posible edición en inglés pertenecían a Z-Man Games. Zev Shlasinger, propietario de la compañía, se ha visto sometido a un bombardeo de peticiones, y aunque aún no hay fecha, ni precio, ni siquiera confirmación oficial, parece que la versión en inglés saldrá a la luz. Hanno Girke, propietario de Lookout Games ha anunciado que hasta que no vendan un 60% de su tirada de 5.000 ejemplares, no habrá licencias. Pero teniendo en cuenta que solo en Essen vendieron 900 copias, y que los aficionados están deseando pillar el juego, no parece que vaya a tardar mucho tiempo. Hasta ahí parece buena noticia. Vamos a tener Agricola en inglés. Hasta hace poco, esto nos valía. De hecho, a mí me vale. Pero no todo el mundo habla inglés. ¿Por qué no pedir una edición en castellano? Sí, ya estoy oyendo a todo el mundo decir que aquí esto es todavía minoritario y tal y cual. Bueno, sigamos con las noticias. El propio Hanno ha confirmado que es muy probable que haya una versión en francés. No se quién la editará, pero recuerdo que el stand de Ystari estaba junto al de Lookout Games en Essen, aunque esto no deja de ser mera especulación. Hanno también ha confirmado que 999 Games está estudiando una edición en holandés. Vaya, Holanda no es un país tan grande. Aún así, podemos admitir que tienen más tradición que nosotros en juegos de mesa. Por último Hanno también ha anunciado que hay interés por parte de otras compañías en editar el juego en portugués, checo y polaco. ¿Cómo? Sí, han oído bien. Desconozco las cifras del mercado de juegos de mesa en Portugal/Brasil, Polonia o la República Checa. Pero, ¿de verdad son más grandes que en España? Si ellos pueden, ¿por qué nosotros no? Cierto es que todo esto son solo posibilidades, y es muy posible que no todas estas ediciones internacionales se publiquen. Pero es que no han mencionado siquiera interés por parte de ninguna compañía española. Sí, es un juego carísimo de producir. Pero también es ahora mismo el juego con mayor nota media en BGG. A ver si alguien nos sorprende.

Por otra parte, parece que Edge, a la que en ocasiones se ha criticado por motivos no directamente relacionados con la edición de sus juegos en si, nos sorprende con el lanzamiento de Tribune: Primus Inter Pares, otro de los juegos que ha dado que hablar en Essen. Por lo que parece, la edición española, junto a otras ediciones internacionales, saldrá a principios de 2008. De Edge ando esperando el Guerra Fría: CIA vs KGB, que ya ha salido publicado en varios idiomas, pero parece que la edición en castellano se hace de rogar.

En fin, mirando hacia atrás, y no mucho, escasamente un año, parece que nos quejamos de vicio. Este año se han publicado en España muchísimos juegos. Pero es que eso de mirar atrás no es buena cosa, porque corre uno el riesgo de no ver lo que tiene un paso por delante.

martes, 6 de noviembre de 2007

Lo que me traigo de Essen. Capítulo 4 (y último)

Bueno, al fin ha llegado la última caja, a la que han dado un par de patadas más de lo habitual, pero nada grave.

Veamos qué tenemos por aquí:
  • Galaxy Trucker: Qué ganas le tenía a este. Hice pre-order en cuanto pude. Tiene una pinta estupenda. Si cumple las espectativas, será otro gran trabajo de Vlada Chvatil.
  • UFOs! Fritten aus dem all: Tenía pinta de ser un poco castaña, pero me salió tirado y quería concederle una oportunidad a un argumento tan delirante como este: unos aliens quieren establecer contacto en paz y armonía con la Tierra, pero los humanos tienen miedo. Entonces los aliens deciden fundar cadenas de comida rápida, que es lo que más gusta a los humanos, y para "ablandarles" el corazón, echan en las hamburguesas sustancias psicotrópicas. Para flipar. :P
  • Mordred: Nueva edición de este juego de Martin Wallace. Limitada a mil ejemplares, los beneficios van destinados a una buena causa.
  • Tyrus: En un principio no me atraía mucho, pero por cinco euros, hay que darle una oportunidad, que mi amigo Pako me lo ha recomendado.
  • Black Box +: El regreso de un clásico de Eric Solomon. Y tiene razón Oriol Comas. Los de Franjos son un pelín cutres en la producción de sus juegos. Este se supone que es de lujo, y pasa simplemente como decente.
  • Project Pornstar: Una de las estrellas de Essen. Sí, ya se que el juego tiene sus añitos, pero estaba a 2.95, varios lo compramos y jugamos una partida memorable en el hotel. El juego, desde luego, no es nada del otro mundo. La gracia se la da el tema y las risas que te echas con los compañeros de juego.
Y esto es todo, amigos, que no es poco. Habría que añadir el España 1936 y el Blockus que me tocaron en sorteos en Córdoba, y el Chang Cheng que compre allí. La verdad es que tengo que empezar a plantearme seriamente el tema del espacio.

lunes, 29 de octubre de 2007

Lo que me traigo de Essen. Capítulo 3

Bueno, dos posts en un día. No es algo habitual, pero es que por la tarde me han llegado dos cajas más. Ya solo falta la cuarta, que salió hace cinco días de Alemania, aunque Correos no sabe aún nada de ella.

Veamos qué contienen las cajas:

1960: The Making of the President: Pues poco hay que decir. Viene con mucho hype, pero parece que es justificado, a juzgar por los comentarios leídos.
Traumfabrik: Lleva tiempo descatalogado, pero lo he pillado nuevo, sin desprecintar. Tampoco ha sido una ganga, 25 euros. Supongo que es simplemente lo que costaba cuando era nuevo. En todo caso, creo que los merece.
Grass: Juego de cartas que parece que va sobre comercio de "sustancias estupefacientes". No parece gran cosa, pero la presentación, con bolsita de cáñamo incluida, es original, y estaba bien de precio. Ya veremos qué tal.
Monkeys on the Moon: Un juego sobre meter monos en un cohete tiene que ser divertido :-)
Spank the Monkey: Pues otro de monos, para seguir con el tema. Incluye la expansión Monkey Business. Además, sirva como excusa que no tenía ningún juego sueco :P
Origins: How We Became Human: Este era otro encargo. Me llama la atención, aunque tiene pinta de ser largo y un poco denso. A ver si lo juego un día.
Tai Chi Chuan: Otro juego enlatado de Cocktail Games. Básicamente es el juego de las palabras encadenadas de toda la vida, pero estos juegos en lata son preciosos. Creado por William Attia, el de Caylus. A ver qué punto le ha dado. Pena no haberme acordado de pillar el Tchin Tchin, que es divertido en ambientes festivos.
Skat: Es un juego de cartas tradicional de Alemania. Si habéis jugado al Cosmic Eidex, está basado en este juego, y otros similares de la zona. Para tres jugadores. Básicamente, una baraja de 32 cartas por un euro.
The Hollywood Card Game: Por dos euros, oiga. Juego de cartas de Faidutti y Schacht. Por ese precio, no tenía nada que perder.
Funkenschlag: Die Neuen Kraftwerkskarten: O, en cristiano, el nuevo mazo de centrales para el Power Grid. Cuatro unidades, para distintos encargos y regalos, aunque se me olvidó uno. Lo siento, Ricardo :-(
King of Siam: Estupendo pequeño gran juego. Juego de mayorías, para dos a cuatro jugadores, con un mecanismo de victoria indirecto. No controlas a ninguna potencia, sino que tienes que procurar tener más influencia que los demás en la potencia ganadora. Pero adquirir influencia implica al tiempo reducir la fuerza de una facción. Me ha encantado.
Neuroshima Hex!: Polonia también existe. Este juego polaco ha dado que hablar desde el año pasado. Las instrucciones prometen bastante, así que veremos qué nos ofrece. Incluye la expansión Doomsday Machine, una quinta facción.
Formula Dé Mini: Versión reducida (en tamaño y complejidad) del que quizá es el más famoso juego de carreras de coches. A 10 euros. Y luego encontramos un stand que los vendía a seis. Increíble.
Fette Autos: Lo había vista varias veces de oferta en las tiendas alemanas. Pero por dos euros, no era para pensárselo mucho.
Juegos de cartas: No se cómo llamar a estos juegos. Eran los típicos que editaba también Fournier, sobre coches, motos, jugadores de baloncesto... El juego en si era un chorrada. Tenías que conseguir cartas con el mismo valor, o algo así. Es decir, coches del mismo país, o de la misma marca. Pero me encantan estas barajas. Compré un pack de tres, de Piatnik, por 0,95 € (el pack). Una de coches pequeños, otra de Porsche y otra de aviones. Y había más packs, pero no era cuestión de ocupar espacio con esto.

Bueno, pues esperemos que llegue la cuarta caja, donde, entre otras cosas, deben venir el Galaxy Trucker, el Mordred, el Project Pornstar, y más cosas que no recuerdo.

Lo que me traigo de Essen. Capítulo 2

Bueno, de las cuatro cajas que me envié desde Essen, ha llegado la primera, y otras dos están ya en España. Temo por la cuarta, que salió hace días de Alemania y está ahora mismo en el limbo.

Veamos qué viene en la caja:

  • Antler Island: Lo nuevo de los hermanos Lamont. Un juego sobre renos que tienen que aparearse con la mayor cantidad de hembras posibles. ¿Quien no iba a querer un juego así? ;-)
  • Hameln: El juego del año pasado de los Lamont, del cual les quedaban unas pocas unidades que no les llegaron el año pasado a tiempo para Essen y han vendido este año.
  • Brass: Un eurogame de Wallace. Es decir, supuestamente algo más durillo de lo habitual. Tiene buena pinta, ya veremos luego. Eso sí, regalaban una figura de la ranita de Warfrog que mola cantidad :P
  • Race for the Galaxy: A este le tenía ganas. A ver qué tal cuando lo estrene. Algunos jugaron en el hotel, y parece que estaban contentos.
  • Maginor: Este lo pillé en un stand en el que tenían unos cuantos juegos de oferta, apenas uno o dos ejemplares por juego. Lo probé en las quedadas de Alcalá (lo trajo Anaskela) y era entretenido. Es de Knizia, por cierto.
  • Boomtown: A cinco euros en el stand de "estamos que lo tiramos" de Heidelberger. Y si les hacías una compra de más de 50 euros, te lo regalaban. Pero es que era difícil gastarse más de 50 euros, al precio que estaba todo.
  • Macht und Ohnmacht (Power & Weakness): Uno de mayorías con buena pinta y en caja pequeña. Este no es para mí, era un encargo, pero la verdad es que no se por qué no me pillé yo otro.

Bueno, no está mal. A ver cuándo llega el resto.

martes, 23 de octubre de 2007

Lo que me traigo de Essen. Capítulo 1

Bueno, vamos con la lista de lo que he pillado en Essen.
Por el momento, voy a poner solo lo que traje conmigo. La mayor parte de las novedades jugosas viene por correos, así que hasta que no lo vea con estos ojitos que algún día se han de comer los gusanos, no me fiaré.

Sin orden particular:

  • La Città. Nueva edición de Rio Grande Games, independiente del idioma.
  • Timbuktu. Lo pillé por 15 euros, aunque hubo quien lo encontró a 13.
  • Bucaneer / Seerauber. Este juego me tocó el año pasado en el Festival de Córdoba. Venía firmado por el autor. Pero por razones que no vienen al caso, no lo llegué a tener mucho tiempo, así que ahora me he hecho con uno, que le tenía ganas, por siete euros.
  • Palast geflüster, uno de los nuevos de cartas de Adlung. Los que lo jugaron en Essen aseguran que es de "puteo" y risas aseguradas. Es de Michael Rieneck, uno de los diseñadores de "Los Pilares de la Tierra".
  • Expansion del Mr. Jack, con dibujito de Piero.
  • Papillons, con firma de Oriol Comas.
  • Black Stories. Son simplemente unas tarjetas describiendo casos extraños. Solo uno de los jugadores puede leer la respuesta. El resto simplemente pueden hacerle preguntas de tipo "sí/no" hasta que logran adivinar lo sucedido. Un típico "club de los detectives", sin ninguna ambientación ni regla adicional. Pero lo compré porque regalaban un bolso bastante chulo y espacioso. Sí, lo se, soy lo peor.
  • Laborigines. Uno de los nuevos lanzamientos de los checos de CBG. Es un juego de memoria y algo de táctica, por lo que parece. En todo caso, eso de tener que moldearte tu propio muñeco de plastilina para jugar ya le da un "plus".
  • Castel. Es la versión en alemán, y las cartas tienen texto. Pero por 2.95 euros, puedo ponerle unas pegatinas y vivir con ello.
  • Arne. Juego de cartas, con una de las peores puntuaciones de BGG. Pero por 0.95 euros, no pude evitar pillarlo. Ya le encontraré una utilidad.
  • Megastar. Juego de cartas, de Friedman Friese y sobre estrellas del rock. No pude evitar comprarlo. Eso sí, un crimen por parte de Amigo hacer la caja roja, en vez de verde, como le hubiera gusta a FF :-)
  • Duel in the Dark. Bueno, el juego ya lo tenía, pero Friedemann de Pedro me regaló todas las expansiones que había sacado nuevas para Essen. Qué tío más majo.
  • Catán de viaje. Una auténtica chulada. Siempre pensé que la caja del Catán era demasiado grande para su contenido. Pues aquí está la respuesta. Un Catán completo en una caja tamaño "Kosmos para dos".
  • Lost Cities. Suelo dar poco uso a los juegos para dos, pero no hay duda de que es un buen juego, y más por 11 euros.
  • Affentennis. Juego de habilidad muy chulo que se juega sobre un tapete simulando una cancha de tenis.
  • Expansiones de Zooloretto. Todas juntas. Rio Grande Las vendía en una sola plancha.
Y esto es todo por ahora. Conforme vayan llegando los paquetes de Alemania, añadiré más cosas.

lunes, 22 de octubre de 2007

De vuelta de Essen.

Bueno, ya estoy de vuelta de Essen.
En los foros de la BSK se está hablando mucho de la experiencia, así que poco puedo añadir aquí, pero iré escribiendo conforme vaya recordando, sin ningún orden en particular. Además, es notorio el poco caso que hago de mi cámara, así que pocas fotos pude hacer. Mejor mirad en otros blogs (ver lista a la derecha), que seguro que los demás hicieron más fotos que yo.

Empezaré por Friedemann de Pedro, el autor de Duel in the Dark. Un tipo tan majo en persona como por correo. Le estuvimos visitando en su stand, y me regaló un ejemplar de cada nueva mini-expansión del Duel in the Dark que había sacado en Essen. Traducidas todas al español por mi estimado LoneWolf, al que Friedemann dedicó elogios por su dedicación en las traducciones. Estuvimos charlando un rato. Como curiosidad, de Pedro no es su apellido original, sino que decidió tomar el de su señora (que es de Cuenca) al casarse. Le di saludos de parte de LoneWolf y de Wkr, y le regalamos una camiseta de la BSK, que lució con orgullo al día siguiente. :)




Hay que mencionar que los hermanos Lamont, Friedeman Friese y Piero, el ilustrador de Mr. Jack, también fueron obsequiados con un boli de la BSK. :D

También me reí mucho con mi partida de Affentennis. Había hablado con Jürgen, el diseñador, por correo, por un problema con el preorder, y terminamos también charlando. Lástima que no pudo estar en Essen, pero fue por una buena causa. Su mujer estaba dando a luz. Espero que todo haya ido bien. Uno de sus colaboradores, cuyo nombre no recuerdo (mala memoria), me enseñó a jugar... en español!!! La verdad es que nos entendimos en una mezcla de español e inglés, pero su español era bastante mejor que mi inglés, todo sea dicho. Aquí una foto suya enseñando el juego a otra persona:



Mencionar, por supuesto, la grata compañía de todos los asistentes al evento. Worfylon y la pandilla valenciana; Sonso, Jesús, Jokin y Juan (un tío majísimo), de Córdoba; Clemenzza, ilopez y Vicente; el numerosísimo "Comando Barcelona", del que no puedo nombrar a todos sus componentes porque seguro que se me olvida alguno, y en especial, Zoroastro, que cargó con mis juegos, soportó mis toses y mis ronquidos, y me intentó explicar el King of Siam mientras yo me quedaba asobinado fruto del cansancio y los antigripales.
Aquí, una foto de algunos de los asistentes (no salió muy bien, la verdad), con la señora que nos dio de desayunar de manera abundantísima los dos últimos días. Todavía recuerdo esas babdejas de pollo, albóndigas, embutidos, salmón, pan, dulces, etc.



Poco más que contar por hoy. Ya iré poniendo más cosas conforme vaya recordando.
Y también pondré una lista de mis compras, mucho más amplia que la lista inicialmente prevista.

martes, 9 de octubre de 2007

Lista de compras para Essen

La verdad es que cuando abrí el blog era consciente de que no iba a actualizarlo a un ritmo frenético. Pero lo estoy actualizando aún menos de lo que creía. Entre el curro, la vida social y las actividades lúdicas, no me queda mucho tiempo libre. No he puesto nada sobre las Convivencias Lúdicas de la BSK, en las que me lo pasé muy bien, ni he hecho reseñas, ni nada de nada.

Pero voy a aprovechar un hueco para poner mi lista de la compra para Essen. La semana que viene voy para allá con un montón más de aficionados. Me siento como si fuera una peregrinación a algún lugar sagrado. Durante las últimas semanas he echado un vistazo a las novedades que se presentan, y he redactado la siguiente lista. En principio, solo iba a comprar juegos "raros": autoproducidos, con tiradas muy limitadas, de poco probable distribución en España y cosas así. Al final, se me ha colado alguno más. Y seguro que me dejo alguno. Hay otras muchas novedades que me parecen interesantes, pero al ser de compañías grandes, las puedo comprar aquí más adelante, sin ocupar el escaso espacio que quedará en mi maleta. Bueno, ahí va la lista:

Power Grid Card Deck Expansion
: Nuevas centrales para Power Grid. Esto ocupará poquito, así que lo podré meter en cualquier hueco.

Regalo Zooloretto: Abacus Spiele parece que regalará una miniexpansión de Zooloretto, así que habrá que pillarla.

Affentennis: Es un juego muy peculiar en el que unos monos juegan al tenis. Es bonito visualmente y tiene pinta de ser muy divertido. Además, aprovecharé para saludar a su autor, Jürgen Kohl, con el que he cruzado unos cuantos correos, y parece un tipo muy majo, que además chapurrea algo de castellano.

Papillons: De Oriol Comas. Comprarlo delante del autor, con la correspondiente firma y foto, no tiene precio. Además, jugué al prototipo y me gustó bastante.

Galaxy Trucker: Este lo tengo hasta pagado. El nuevo juego de Vlada Chvatil, que tan buen sabor de boca me dejó en Graenaland y Through the Ages.

Antler Island: El nuevo de los hermanos Lamont. También bastante majo por correo, Fraser Lamont.

Hive - Mosquito expansion: La verdad es que aún no tengo el Hive, pero es de esos juegos que tengo siempre pendientes de comprar.

Spank the Monkey combo edition: Desconocido juego sueco de cartas con una pinta muy divertida. El combo incluye la expansión.

Mr. Jack Expansion: A ver qué tal está la expansión y cómo afecta a la jugabilidad.

Agricola: Este se cae de la lista, puesto que en Essen solo estará la edición en alemán, pero tiene una pinta estupenda.

Neuroshima HEX
: Qué ganas le tengo. Incluso en Polonia hacen buenos juegos. Además, regalarán un quinto ejército en Essen.

Saint Petersburg Expansion: Expansión para este buen juego, que incluye la anteriormente editada expansión "The Banket" y alguna cosa más.

Race for the Galaxy: Juego de cartas de ciencia ficción, no muy largo (una horita), con buena pinta y con algo de hype. Pero me atrae.

1960: The making of the president: Ya pagado. Tal como está el cambio euro-dolar, salía bastante bien de precio. Lo nuevo de uno de los creadores de Twilight Struggle.

Chang Cheng: Este tiene pinta de ser grande, así que igual se cae de la lista. Como lo edita TenkiGames, aquí lo traerá Mercurio, así que no habrá problema para conseguirlo. Eso sí, como me entre por los ojos, estoy perdido. ACTUALIZACIÓN: Mercurio llevó el juego al Festival de Córdoba, lo probé, me encantó y lo compré. Será mi próxima reseña.

Expansión Duel in the Dark Ju88: Tras escribirme varias veces con Friedemann de Pedro, hemos quedado en saludarnos, y de paso pillaré esta expansión, y cualquier otra que le de tiempo a sacar. Qué tipo más majo, de verdad.

Brass: El nuevo de Martin Wallace. Además, si eres de los primeros en comprarlo, te llevas una estatuilla de la rana-soldado de Warfrog. :-)

Cat Attack: Pues es bonito. ¿Hacen falta más razones?

Utopia: Este supongo que también se caerá de la lista al final por voluminoso, pero habrá que verlo.

Tobynstein: Si hay espacio, me traigo para acá una de las primeras copias del Tobynstein, fresquito, fresquito.

Y claro, además me encapricharé de mil cosas más. Lo del transporte va a ser un problema. A ver cómo lo soluciono.

Se admiten sugerencias sobre novedades interesantes en los comentarios. ;-)

viernes, 24 de agosto de 2007

Laberinto 23-08-2007. Tarde de descubrimientos

No suelo escribir en el blog sesiones de las quedadas, al estilo de Zoroastro, pero esta vez haré una excepción (seguro que no será la última), debido a que ayer descubrí dos grandes juegos, que me lo hicieron pasar estupendamente.

En primer lugar, un juego bastante desconocido: Conquest of the Fallen Lands, de Assa Games.
Los jugadores somos nobles al servicio de un rey, y tenemos la misión de liberar las tierras conquistadas por las fuerzas del mal. El tablero es modular, con hexágonos. Cada hexágono tiene un número, que representa la fuerza del maligno enemigo en ese territorio. Para realizar las conquistas contamos con cartas que representan ejércitos y fortificaciones. Cada carta tiene un valor de ataque y otro valor de apoyo. Para jugar una carta, necesitamos tener a nuestro servicio al personal que pida esa carta, que puede ser una cantidad variable de guerreros, magos y artesanos. Una vez jugada una carta en un territorio, queda ahí para toda la partida. Nuestra fuerza de ataque es la suma del valor de ataque de la carta, más el valor de apoyo de las cartas de los territorios colindantes. Y ahí está la gracia del asunto. Una vez que una carta queda sobre un territorio, presta apoyo a las zonas colindantes, sea quien sea el jugador que va a realizar la conquista. Al fin y al cabo, somos nobles al servicio de un mismo rey, y se supone que tenemos que ayudarnos. Es decir, tienes que tener en cuenta que cuando colocas una carta en un territorio para conquistarlo, puedes estar facilitando otras conquistas a tus rivales-compañeros. Una vez conquistado un terreno cobras tantas monedas como la fuerza enemiga que había en ese terreno. Al final de la partida, gana quien más dinero tenga. Pero el dinero hay que gastarlo para poder contratar los servicios de los artesanos, guerreros y magos. Además también podemos pagar para que nuestros magos nos proporcionen más cartas o nos transporten ejércitos a otro lado del tablero. Es decir, para ganar, primero hay que invertir, pero sin pasarse.
El juego es muy bueno, en mi opinión. Tiene una duración anunciada de 90 minutos, aunque a mí se me hizo más corto. Se explica fácilmente. El único "pero" es que es caro (es autoeditado) y difícil de conseguir. En España es distribuido por El Viejo Tercio, así que se podrá encontrar en alguna tienda física, pero a un precio algo escandaloso de unos 50 euros. En tiendas online americanas lo he visto a unos 35 dólares, pero sumando envíos también sale por un pico. Pero aún así, este juego cae. Seguro.

Conquest of the Fallen Lands

En segundo lugar, un juego muy conocido y con bastante prestigio, pero que hasta ahora no había podido probar: Acquire, un clásico de Sid Sackson. De este juego, poco puede decirse que no se haya dicho ya. Quizá el padre de los juegos de economía, con mecánicas sencillas, elegantes y completamente funcionales. Cuando juegas a un juego diseñado en 1962 y te parece actual, es que estás ante una maravilla. De este juego se ha hablado mucho y bien, así que no voy a explicar más. Podéis leer una reseña de Dajial en la BSK.

Acquire

Dos juegos estupendos, cada uno en su estilo. Y con ediciones muy cuidadas. No los dejéis pasar.

NOTA: Todas las imágenes de esta reseña proceden de BoardGameGeek.

martes, 21 de agosto de 2007

Nueva cabecera

Hace un par de meses, echándole un morro infinito, le pedí a Bascu que me hiciera un gráfico para la cabecera del blog.
No contento con eso, cuando me la entregó en tiempo récord, encima le pedí cambios. No soy muy amigo de la tuna, y prefería un juglar, o algo así.
Pero la verdad es que no puede negarse la gracia de la imagen, así que la pongo, como versión 1.o.
Quizá algún día haya una 2.0

Bascu, muchísimas gracias, de verdad.

sábado, 28 de julio de 2007

Lobo

Recientemente, Vicente Moreira, de la editorial portuguesa Morapiaf, ha tenido el detalle de enviarme una copia del juego Lobo, que editan para España y Portugal, en edición bilingüe.

El juego se editó por primera vez en el 2002 en Francia con el nombre de "La Guerre des Moutons", y posteriormente ha tenido otras ediciones en varios países e idiomas. El juego fue galardonado con el premio Jeu de l’année en Francia. Su autor es Philippe des Pallières, del cual se ha editado en España su versión del tradicional Werewolf, bajo el nombre de "Los Hombres Lobo de Castronegro".

Pero vamos al juego en si.

En Lobo, los jugadores toman el papel de pastores que tratan de reunir el mayor rebaño posible de su color, mientras impiden que el resto de pastores reúnan un rebaño mayor. Por si fuera poco, hay que tener cuidado con los lobos que acechan en los bosques cercanos para zamparse nuestras ovejas. Para evitarlo, podemos situar en esos bosques unos cazadores que disuadan al lobo de su plan.

Componentes
El juego viene en una caja de tamaño bastante comedido, lo cual agradecerán aquellos que anden escasos de espacio. En la caja vienen incluidas 77 baldosas, una bolsa de tela, y el folleto de reglas bilingüe español-portugués.
Los materiales dan buena impresión nada más verlos. La bolsa es de tela bastante gruesa y opaca, y las baldosas (de doble cara) tienen un grosor adecuado y buena calidad. Son lisas y satinadas, pero no lo suficiente como para provocar muchos reflejos. Los componentes, en general, están bastante bien.

Caja del juego

El Juego
Lobo es un juego para dos a cuatro jugadores, de dificultad baja, con una duración estimada de unos 30 minutos.

Al principio de cada partida, se entrega a cada jugador una baldosa de pastor con el color que le corresponde. Esta baldosa, tras examinarla, ha de ponerse boca abajo, de manera que sólo conozcamos cuál es nuestro color, pero no los colores de los rivales. La baldosa de pastor contiene, además del pastor, cuatro ovejas de tu color. Más adelante veremos que esta baldosa puede tener un uso.
A continuación, cada jugador coge cuatro baldosas de la bolsa, que han de permanecer ocultas en su mano, y se coloca en el centro de la mesa la baldosa inicial, que representa el centro de la aldea. Se escoge un jugador inicial, que comienza su turno.

Desarrollo del juego

Durante su turno un jugador debe, en primer lugar, colocar una baldosa en la mesa. Para ello, la nueva baldosa debe situarse ortogonalmente a una o varias de las baldosas ya colocadas. Además, los lados que toquen con otras baldosas deben ser del mismo tipo. Es decir, un lateral de aldea debe colocarse junto a otro lateral de aldea. Un lateral con un prado de ovejas rojas debe tocar otro lateral con ovejas rojas, etc. Especial atención a esto. No se pueden mezclar ovejas de varios colores dentro de un mismo cercado.
Cuando el jugador haya colocado la baldosa, roba de la bolsa tantas baldosas como contactos haya hecho con la baldosa que ha colocado. Es decir, si la baldosa colocada toca a otras dos baldosas, el jugador robará dos baldosas nuevas. A continuación, es el turno del siguiente jugador.
En cualquier momento de la partida, aunque no sea su turno, un jugador puede colocar su baldosa de pastor en la mesa, siguiendo las reglas de colocación. Al hacer esto, revela su color, pero obtiene varios beneficios. Después de colocar la baldosa de pastor, roba las fichas correspondientes de la bolsa. A continuación, realiza un turno extra, volviendo a robar después. Tras esto, el juego continúa donde quedó antes de la interrupción. Así pues, a costa de revelar nuestro color, obtenemos una suculenta baldosa con cuatro ovejas de nuestro color, más un turno extra.

Fin de partida

El objetivo del juego es conseguir el mayor prado cerrado con ovejas de tu propio color. Por cada oveja, ganas un punto. Pero no solo ganas puntos por las ovejas. También puedes ganar puntos retirándote. En cualquier momento puedes decidir retirarte de la partida. El primer jugador en retirarse gana 6 puntos, el siguiente 3 puntos y el tercero 1 punto. Una vez que te retiras, dejas de colocar baldosas, y solo puedes esperar a que termine la partida. Sin duda, un riesgo que hay que saber medir.

Hasta ahora, el desarrollo del juego puede sonar un poco a la construcción de ciudades en el Carcassonne. Efectivamente, es parecido. Puedes dedicarte a agrandar a tu prado, o a perjudicar al resto de jugadores cerrándoles sus prados cuando aún son pequeños, o intentando abrírselo de manera que le resulte difícil cerrarlo. Pero hay otro factor a tener en cuenta: los lobos, que dan nombre al juego.

Uno de los tipos de terreno que hay en el juego (además de la aldea y los prados de los distintos colores) es el bosque. Un bosque actúa como una valla. Es decir, contribuye a cerrar nuestro cercado. Pero en los bosques pueden morar temibles lobos que se coman nuestras ovejas. Las fichas de lobo se colocan adyacentes a cualquier baldosa con bosque. En el momento en que haya un lobo en el bosque, cualquier prado adyacente vale cero puntos, puesto que nuestras ovejas no están seguras ante la presencia de los lobos. Hay dos maneras de evitar que un lobo se coma nuestras ovejas: la primera es colocar una baldosa de cazador encima de una baldosa de lobo. En ese momento, el lobo queda inutilizado. Otra manera es colocar un cazador en un bosque de manera preventiva. Si hay cazador, en ese bosque no puede colocarse ningún lobo.

Detalle del cercado más grande

Uno de los puntos importantes del juego es que al principio no se sabe a qué color juega cada uno, con el consiguiente bluff que ello aporta, aunque la duda se suele resolver rápido.

Como veis, la mecánica de juego es sencilla. Para comprobar que realmente era así, además de haber jugado algunas partidas, les puse el juego delante a cuatro amigos no tan jugones como yo, sin explicarles las reglas ni nada. Ellos tenían que leerlas y echar una partida. Tras una pequeña confusión inicial con la colocación de ovejas (estaban colocando ovejas de distinto color juntas), la partida transcurrió con normalidad, y se divirtieron bastante. Los jugadores echaron en falta una pantalla o similar, para poder guardar las baldosas y poder examinar varias de un golpe, en lugar de tenerlo todo en la mano.

Mis "conejillos de indias"

Aspectos positivos
Un juego de mecánica sencilla, duración corta, componentes de buena calidad y una caja con el espacio justo para albergar sus componentes.

Aspectos negativos
No se pueden decir muchas cosas malas del juego. Quizá se echen en falta unas pantallas o soportes para poder mantener ocultas todas las baldosas y examinarlas de un vistazo. Se puede hacer un poco incómodo tener tantas baldosas en la mano.

En resumen, un juego fácil de explicar, adecuado para todas las edades, especialmente recomendado para entornos "no jugones".

Muchas gracias a Vicente por haberme enviado este bonito juego.

jueves, 5 de julio de 2007

Age of Empires ]I[: The Age of Discovery

Ayer jugué por primera vez a uno de los lanzamientos sonados del año: El Age of Empires III: The Age of Discoveries (de aquí en adelante, AoE), de Glenn Drover. No he podido resistirme a hacer esta mini-reseña con mis primeras impresiones.

Portada

En AoE, los jugadores toman el papel de distintas potencias europeas que tratan de establecer colonias y alcanzar el dominio en las distintas zonas del nuevo continente: América.

Para ello, disponen de personal que se ocupará de las distintas tareas. En primer lugar, tenemos a los colonos. Cada jugador obtiene cinco colonos cada turno, y los utilizará en distintas tareas. Aparte de los colonos, tenemos personal especializado (misioneros, soldados, mercaderes y capitanes) que son más eficaces que los colonos para realizar determinadas tareas. Las distintas tareas están reflejadas por zonas en la parte derecha del tablero. Tendremos que colocar a nuestro personal en esas zonas para asignarles tareas.

Tablero (pincha para ampliar)

Las distintas tareas en las que podemos ocupar a nuestro personal son:
  • Seleccionar orden de turno: Exactamente como en el Caylus.
  • Embarcar colonos: Al final de turno, todos los colonos colocados en esta zona viajarán a América.
  • Conseguir bienes: Cada turno se colocan en esta zona varias baldosas con distintos productos. Los jugadores cogerán estas baldosas según el orden en que hayan colocado a sus colonos.
  • Adquirir un barco: Cada turno se coloca un barco en esta casilla. El jugador que más colonos ponga, se lleva el barco al final del turno. El barco sirve como comodín en una combinación de bienes.
  • Construir edificios: Al igual que con los bienes, se colocan varios edificios cada turno, y los jugadores los conseguirán según el orden en que pongan sus colonos. Eso sí, los edificios hay que pagarlos. Te suelen otorgar ventajas como conseguir personal adicional o dinero cada turno.
  • Expediciones: Este es el único área que no se vacía al final de turno. Vas colocando personal hasta que decides emprender una expedición. La única zona de América disponible al principio de la partida es el Caribe. El resto ha de ser explorado. Cuando envías una misión, se levanta la baldosa de la zona escogida. Si el número de colonos que llevas en la misión es igual o superior al número de nativos de la zona, has conseguido explorarla, y recibes recompensa en metálico y otra en puntos de victoria, además de dejar a uno de los colonos en la zona. Cuando toda América está explorada, se usan las cartas de Descubrimiento, que te permiten explorar otras partes del mundo, aunque solo a cambio de la recompensa en dinero y PV's.
  • Entrenar especialistas: Puedes dejar uno de tus colonos en esta zona, y al turno siguiente se habrá convertido en misionero, soldado, mercader o capitán.
  • Guerra: Según el orden en que se hayan colocado los colonos, los jugadores pueden emprender una misión de guerra. Para ello han de tener soldados en la zona en la que deseen batallar.
Cada turno, los jugadores, siguiendo el orden de turno, van colocando uno de sus personajes en alguna de las tareas, hasta que todo el personal haya sido colocado. A continuación, se resuelven las distintas tareas, y se cobran ingresos según las combinaciones de bienes que tengamos, además de por los edificios.

Personajes

El objetivo del juego es, como en casi todos, obtener más puntos de victoria que el resto. Los puntos de victoria se obtienen de varias maneras:
  • Por mayorías: Durante el jugo se realizan tres puntuaciones. El jugador que más colonos tenga en un área se lleva seis puntos, y el segundo dos.
  • Expediciones: Las expediciones efectuadas con éxito tienen una recompensa en PV's.
  • Edificios: Algunos edificios te otorgan PV's al construirlos.
  • Bienes: Al final de la partida cobras la misma cantidad de PV's que de dinero por tus combinaciones de bienes.
Muy por encima, esto es el juego. A algunos os sonarán mecánicas. Tiene algo de Caylus, algo de Puerto Rico, algo de juego de mayorías... Realmente no aporta nada novedoso, pero lo que tiene, lo tiene muy bien integrado. El juego da muchas posibilidades: puedes dedicarte a la guerra y la conquista, o a explorar, o a evangelizar (lo cual te da colonos extras al convertir a los nativos). Puedes intentar ganar mucho dinero para poder comprar edificios, o dedicarte a optimizar lo poco que tienes para otras tareas. Hay mil estrategias, todas aparentemente válidas. Un consejo: no descuides el tema económico. Búscate alguna fuente de financiación (edificios, combinaciones de bienes, etc.)

Fin de partida

Con jugadores que conozcan el juego, la partida sí que puede durar más o menos las dos horas anunciadas. Nosotros tardamos algo más, pero éramos todos nuevos. En cuanto juegas dos o tres turnos ya te vas haciendo a la idea de como funciona todo.

En resumen, el juego me gustó bastante, a pesar de no aportar, en mi opinión, nada excesivamente novedoso. Eso sí, como en todos los juegos en los que hay abundantes tomas de decisiones, hay que tener cuidado con el "análisis parálisis".

Paso a comentar por último la calidad de componentes:
En primer lugar, impresiona la caja. Es bastante grande. Luego te llevas la decepción al abrirla y ver que viene todo suelto, y que sobra muchísima caja. Con haberle hecho un doblez más al tablero, se hubieran ahorrado la mitad.
Hablando del tablero, es quizá el punto flaco del juego. El diseño es muy bonito, pero muy poco funcional. La parte central del tablero da una impresión muy grande de vacío. Las casillas de la derecha parecen demasiado grandes para lo que se necesita, y sin embargo las áreas del continente son a veces muy pequeñas, sobre todo en norteamérica. Ello provoca que si alguien golpea la mesa o tira algo y las figuras caen, sea luego difícil decir en qué area estaban, ya que están muy "apelotonadas". El tablero es muy grande, creo que no hubiera sido difícil utilizar mejor todo ese espacio.

Contenido

Las cartas de descubrimiento dan la impresión de ser demasiado finas y "blandas". No debería tener importancia, ya que no hay que sostenerlas en la mano y apenas se tocan durante la partida, pero uno espera algo más.
Las figuras cumplen su función. Reflejan bien los personajes. Son de plástico un poco blando, así que parece que no son propensas a partirse. Los barcos son muy bonitos. El cartón de las fichas troqueladas parece normalito. El grosor es adecuado, pero da la impresión de que el cartón no es de gran calidad, aunque de nuevo se puede decir que no es necesario más. Las monedas son muy bonitas, y dan mucho ambiente. Cuidado si las apilas, porque no "encajan" bien y se caen con facilidad.

Los "spanish dollars"

La verdad es que da la impresión de que los componentes físicos podrían ser bastante mejores, aunque el hecho de usar figuras en lugar de cubitos de colores siempre ambienta bastante.

En tiendas online europeas el precio ronda los 50 euros. ¿Merece la pena? Como juego, creo que sí. Da la sensación de ser muy rejugable, y de proporcionar muchas tardes de diversión. Por componentes, me parece que está un pelín caro, pero suelo mirar más el primer aspecto que el segundo. Eso sí, como he dicho, la caja es grande, y el juego desplegado ocupa bastante. Tenedlo en cuenta si tenéis problemas de espacio.

NOTA: Todas las imágenes de esta reseña proceden de BoardGameGeek. Podéis ver más imágenes en la galería correspondiente al juego.

lunes, 18 de junio de 2007

Dalapapa

En uno de mis recientes viajes a Barcelona tuve oportunidad de jugar con Fran y Aidi a este curioso juego: el Dalapapa.
Su autor, el francés François Haffner, es un personaje destacado dentro del mundillo de los juegos de mesa en el país vecino. Aparte de diseñar juegos, Haffner es conocido por su página JeuxSoc, toda una referencia en lengua francesa para cualquier aficionado a los juegos de mesa.

Dalapapa es un juego abstracto, para 2 a 4 jugadores, con reglas sencillas y una duración de unos 30 minutos, aunque puede variar según el número de puntos a alcanzar por el vencedor, que es acordado por los jugadores.

Contenido

Dentro de la caja encontraremos una bolsa de tela, 120 fichas de madera (dalapapas) y manual de instrucciones en español, inglés, francés, alemán, italiano y holandés. Las instrucciones en estos idiomas, además del catalán, pueden ser descargadas desde aquí. Las dalapapas son fichas con un círculo de un color en su interior, y seis semicírculos en los bordes. Tienen, además, dos caras completamente diferentes.

Las reglas de colocación son sencillas. Cuando se coloque una ficha, los semicírculos de colores que toquen otras piezas deben coincidir en color. Es decir, si sólo un semicírculo contacta con otras piezas puestas anteriormente, debe ser del mismo color. Y si son varios semicírculos los que contactan, han de coincidir todos, de manera que se formen círculos uniformes.


Cuando se coloca una pieza, se cuentan los puntos conseguidos. Se pueden conseguir puntos por completar círculos, o por grupos de círculos:
  • Círculos: Por cada círculo que se complete al poner una ficha, el jugador obtiene un punto. Si se completan tres o más, los círculos a partir del tercero valen dos puntos.
  • Grupos de círculos: Si al colocar la pieza se cierra un grupo de círculos del mismo color que se tocan diagonalmente entre si, el jugador se anota tantos puntos como círculos haya en el grupo.
Se suman los puntos conseguidos al colocar la ficha por círculos y por grupos de círculos, y se anotan al jugador que ha realizado la jugada.

Ejemplos de puntuación de grupos de círculos

El desarrollo del juego es muy sencillo. Al principio de la partida se colocan los dalapapas en la bolsa y cada jugador toma una ficha. Comenzando por el jugador inicial, se colocan las fichas en la mesa, siguiendo las reglas, para establecer el tablero inicial. En esta ronda no se ganan puntos.

A continuación, cada jugador toma dos fichas. El jugador en posesión del turno ha de colocar una de sus fichas, según las reglas. Luego, si quiere, puede colocar la segunda ficha, pero pagando una penalización de cuatro puntos. Cuando haya colocado la(s) ficha(s), se anota los puntos conseguidos, roba fichas de la bolsa hasta completar dos en la mano y concluye su turno.

El juego termina cuando un jugador alcanza la puntuación que se haya establecido como tope al principio de la partida (entre 60 y 240 puntos). Se concluye la ronda, de manera que todos jueguen el mismo número de turnos, y el que más puntos haya conseguido, gana.

Como véis, el juego es sencillo, y no carece de atractivo visual. A pesar de que soy daltónico, no me costó distinguir los colores. Tampoco soy amante de los abstractos, y sin embargo el juego me pareció sencillo y comprensible. No aburre, y es un buen ejercicio para las neuronas, sin llegar a quemarlas. Como siempre, alguno habrá que caiga en "análisis parálisis", pero no es lo habitual. Sueles disponer de varias buenas opciones para puntuar.



En mi opinión, un juego bastante recomendable. En cinco minutos se han explicado las reglas y se puede jugar. Además, si se prescinde de la caja y de las instrucciones, se pueden meter los dalapapas en su bolsa de tela y ocupa muy poco, lo que hace que sea un juego fácilmente transportable.

domingo, 17 de junio de 2007

Encerrados

Vuelvo a retomar mi reto de reseñar a todos los finalistas del Primer Premio "Ciutat de Granollers". En esta ocasión le toca el turno a "Encerrados", de José Antonio Abascal.
Lo primero que llamaba la atención era el aspecto de la maqueta. Impresionante, sin duda.

El tablero, dispuesto para la partida

Se trata de un juego abstracto para dos jugadores, de corta duración (bueno, eso siempre depende de lo que se lo quieran pensar los contrincantes) y mecánica sencilla, con un punto de azar dado por las cartas.

A los lados del tablero central se pueden apreciar dos colecciones completas de todos los tetrominos (como las fichas del Tetris), además de los "triminos", "bimino" y "monomino" (ignoro si estos términos existen o me los estoy inventando).
En el centro tenemos una rejilla de 10x10 casillas, y frente a cada usuario, unas "chinchetas" con los que formar nuestros "barcos". Hay también un mazo de cartas. Cada carta representa una de las figuras situadas a los lados del tablero. Es decir, hay dos cartas de cada tipo, puesto que hay dos figuras de cada tipo.

Al principio del juego, los jugadores colocan sus "barcos" en el tablero. Para ello utilizan las "chinchetas". Cada uno pone un barco, alternativamente. Estos "barcos", en realidad, son figuras formadas con las chinchetas. No tienen por qué ser rectas. Pueden tener otras formas, siempre que las chinchetas se toquen de manera ortogonal. Cada jugador coloca un barco de tamaño 4, otro de 3, otro de 2 y tres barcos de 1. Los barcos han de estar separados entre si por al menos una casilla vacía.

Alfred y Teresa, enfrascados en una partida

Tras colocar los barcos, cada jugador coge cinco cartas del mazo. Cada carta, como hemos dicho, representa una de las figuras que hay en el lateral. Un turno consiste en jugar una carta, coger la figura que esta carta representa y colocarla en el tablero, descartar la carta jugada y robar una nueva. Cuando se acaben las cartas del mazo, se sigue jugando hasta que los jugadores hayan agotado todas sus cartas.

El objetivo del juego es encerrar (de ahí su nombre) las figuras que hemos hecho con las chinchetas. ¿Cómo se hace esto? Pues simplemente poniendo los tetrominos, triminos, etc. alrededor. Cuando alguien pone la última pieza que encierra una figura, sustituye las chinchetas de esa pieza por otras de su color, si era una pieza del rival. También puedes colocar la última pieza que encierra una de tus propias figuras. Con ello, te aseguras de que el rival no te la arrebate.

Al final de la partida, el jugador que ha conseguido colocar más chinchetas de su color en el tablero gana la partida.

Final de partida. Ganan los rojos por un punto

Es un juego bastante táctico, en el que dependes de las cartas que tengas en la mano, y de tu habilidad para usarlas. Las piezas de uno y dos cuadrados (monominos y biminos) son especialmente útiles, puesto que se pueden colocar casi en cualquier parte. Debido a ello, estas piezas tienen unas reglas especiales de colocación. Solo podrán ser colocadas en lugares donde no quepa una pieza mayor.

El juego es bastante entretenido, puede gustar mucho a los amantes de los abstractos, y da pie a usar muchas variantes.

Fue un placer para mí conocer a su autor, José Antonio Abascal, en la Fira de Granollers. Un hombre con bastantes ideas en la cabeza (me mostró otro prototipo que traía, un juego familiar con muy buena pinta). Un saludo, José Antonio.

miércoles, 13 de junio de 2007

Feria Jugar X Jugar. Día 4

Con mucho retraso debido a la falta de tiempo, termino mis comentarios sobre la feria (un mes después) mostrando las fotos del último día, en el que el gran protagonista fue el Circus Maximus de Jordi Roca (elroca).
Aparte del impresionante aspecto que ofrecía el juego, hay que dar un agradecimiento especial a Jordi, una de esas personas que conoces de vez en cuando que te hace recuperar la fe en la especie humana.
Jordi volvía de un viaje en Barco. En cuanto llegó a Barcelona, de madrugada, se fue a casa a coger todo lo necesario y de allí a Granollers a montar todo el tinglado. Cuando los jugadores llegamos ya estaba todo instalado, y Jordi preparado para enseñarnos a jugar. Muchas gracias, Jordi.



Tras la partida, que ganó el hijo de Lev (el chaval apunta maneras), a comer, y poco más. Jordi tuvo el detallazo de acercarme al aeropuerto, donde me encontré con la desagradable sorpresa de que Barajas estaba cerrado por tormenta, así que terminé llegando a las tantas a Madrid y durmiendo en casa de mi hermano.

Y poco más que contar. Fue verdaderamente una experiencia especial, no solo por el evento en si, sino por la gente que pude conocer. Seguro que no he mencionado ni a la mitad, pero agradezco a todos los buenos ratos que me hicieron pasar.

Un abrazo a todos.

domingo, 27 de mayo de 2007

Feria Jugar x Jugar. Día 3

Conforme pasan los días mi memoria es más difusa, así que me limitaré a poner las fotos y poco más.

El sábado fue el día de mayor asistencia a la Feria, tanto de BSKeros como de público en general. Se desarrolló el concurso de Carcassone, y el Mundial de Scrabble en catalán.

Y nosotros, a lo nuestro. Jugar y conocer gente. Un placer conocer a Aphex y jugar un Mölkky con él. Durante la partida hubo momentos memorables. A destacar el estilo de palpatine. No le dió muy buen resultado, pero él era fiel a sus principios.

Tuve también el enorme placer de conocer a Iñaki (Lev Mishkin), sin duda uno de los BSKeros que más "chicha" aporta al foro. Son memorables sus reportes de batalla contra borat.



Después de la Feria, la cena. Buen sitio, buen menú, y mucha conversación. A destacar la fastuosa interpretación que José Carlos y yo hacíamos de "Paté de Pato", que encandiló a Bascu. ;-)

Y, tras la cena, una buena sesión lúdica en HomoLudicus. Muy buena partida a los Hombres Lobo, en la que los lobos hicieron muy bien su papel. Influyó sin duda el hecho de que uno de los lobos era Edu, de Crómola, editora de la versión española del juego. Y también, por qué no decirlo, que andábamos todos un poco dormidos. Después de jugar a varias cosillas más, al hotel a descansar. En esta ocasión toca agradecer el transporte a Pensator, otro miembro destacado de la BSK, amante de los abstractos, como su nick indica.

martes, 22 de mayo de 2007

Feria Jugar X Jugar. Día 2

El segundo día nos levantamos tempranito, desayunamos, y José Carlos, Lupi y yo salimos hacia Granollers. Tras padecer de nuevo el servicio de Cercanías, nos plantamos de nuevo en la feria.
Por allí andaban, por supuesto, Pol y Aidi en el stand, y Oriol con su gorra de sheriff.
Jugamos varias partidas de prototipos de José Carlos (L'Esprit de Marie Antoniette), Carmelo (300) y Ricardo (Boxeo), entre otras cosas.
También nos dimos un paseo por los stands de la Fira de la Ascensiò, en la que se enmarcaba la Feria Jugar x Jugar. Pudimos ver las maquetas de los finalistas del Concurso de Creación de Juegos "Ciutat de Granollers".



Tras el almuerzo, de vuelta a la Feria.
En Granollers el viernes era festivo, así que se notó un aumento considerable de visitantes. Y ya por la tarde, terminada la jornada laboral, pudimos ver a muchos miembros del foro que se pasaron por allí. Entre ellos, Victor Melo, el ganador del concurso. También estuvieron por allí durante el fin de semana otros finalistas, mostrando no solo los prototipos que presentaron a concurso, sino alguno más. Tras jugar más, charlar más, y conocer a más gente, llegó la hora de la cena. Esta vez, chino, junto a HomoLudicus. Y después, noche lúdica, en la que pude probar el Meisterdiebe, al que le tenía ganas. Lamentablemente estaba ya demasiado dormido y no se me dio muy bien, pero me gustó mucho. Algún día me daré el lujazo de comprarlo.
Nos retiramos sobre las tres, calculo. Pol tuvo la amabilidad de acercarnos al hotel, pero alguno quedó todavía jugando. Si es que nos puede el vicio. :-)

lunes, 21 de mayo de 2007

Feria Jugar X Jugar. Día 1

Todo lo bueno acaba, y el final de la Feria jugar x jugar ha llegado.
Han sido cuatro días estupendos. No se muy bien por dónde empezar. Como supongo que esto me va a quedar un poco largo, lo divido por días.
Así que el primer día, jueves 17, me podéis ver en Barajas, esperando que el avión salga con su media hora de retraso habitual.
Aterrizaje en el Prat y llegada, sobre las dos, a Arc del Triomf, tras padecer el servicio de Cercanías de Renfe en Barcelona (todo lo que me habían contado era poco). Allí me esperaban José Carlos, Fran y Bascu para almorzar. Hubo comida italiana, charla amena, e ideas para alguna bromilla. Pero, sin duda, lo más importante para algunos fue el descubrimiento del Cebralín. :-)
Dejamos a Fran y Bascu en sus respectivos curros, y José Carlos y yo nos fuimos a Granollers.



Cuando llegamos, la Feria acababa de abrir, pero ya estaban allí Pol y Aidi en el stand de HomoLudicus, y Oriol Comas controlando el cotarro.
Jugamos mucho y bien, y yo pude ver cumplido mi sueño de poder jugar al Crokinole. Si antes tenía ganas de tener este juego, ahora más. Definitivamente, quiero un Crokinole. También había un Tumblin-Dice, juego de habilidad que llamó la atención.
Otro que también caerá será el Mölkky, juego finlandés de bolos muy divertido, que a José Carlos se le dió muy bien. Ahora que tenemos ya buen tiempo, está bien tener algo para jugar en exterior. :)
También hubo pirámides, como no. Partidas de Mundialito, Zendo y Homeworlds.
Ya de noche cenamos en casa de Lupi y Eva, que nos ofrecieron una tremenda cena a base de ensalada, pa amb tomàquet, quesos, patés y un sinfín de cosas más. Nos pusimos hasta arriba. Y de postre, otro Zendo ;-)
Quiero agradecer de todo corazón a Lupi y Eva que nos acogieran en su casa para dormir el jueves, ya que nos fue imposible encontrar hotel para ese día.
Y poco más. Caímos agotados en la cama, que al día siguiente nos esperaba de nuevo la feria.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Dos reseñas "prestadas"

Como ya dije, hasta la semana que viene ando liado, pero tengo tiempo para un breve apunte.
Guillem, miembro del jurado del Primer Premio "Ciutat de Granollers" ha hecho reseña de otros dos de los juegos presentados al concurso. Básicamente, coincido en lo que dice, así que, echándole morro, me parece que me voy a ahorrar esas dos reseñas. Las podéis ver en el foro de la BSK:
Gracias, Guillem :)

viernes, 11 de mayo de 2007

Retraso en las reseñas

Voy a estar fuera un par de semanas, entre unas cosas y otras, así que las reseñas del resto de los finalistas se van a retrasar.
Solo espero acordarme de todos los juegos cuando vuelva.

Mientras tanto, podréis escuchar las baladas de otros compositores, pulsando en los enlaces de la derecha.

Un saludo.

jueves, 10 de mayo de 2007

Dijous, Mercat!

Comienzo las reseñas (o mini-reseñas, más bien) del resto de los juegos finalistas del Primer Premio "Ciutat de Granollers". Las haré por orden alfabético, y procuraré no extenderme mucho.
La verdad es que conforme van pasando los días van aumentando mis lagunas, así que rogaría a los creadores o a cualquier otra persona que conozca el juego que me corrija mis posibles errores.

Dicho esto, pasamos a comentar el juego "Dijous, Mercat!" (Jueves, Mercado!), de Víktor Bautista y Josep M. Allué.

El juego es un filler de cartas, sencillo, familiar y divertido, con un curioso sistema de subastas a la baja. Somos vendedores en un mercado, y tenemos que obtener el mayor beneficio posible de nuestras mercancías. Cada turno, un cliente solicitará un producto, y se lo comprará a aquel vendedor que se lo ofrezca más barato. El vendedor cobrará el dinero correspondiente y comienza otro turno, con un nuevo cliente.

El juego utiliza cartas de tres tipos distintos:
  • Cartas de producto: Contienen el dibujo de uno de los seis productos que se venden en el mercado.
  • Cartas de cliente: Dos cartas de compradores de cada tipo de producto. Doce cartas en total.
  • Cartas de dinero: Precio inicial del producto, al iniciar la subasta. El valor oscila entre 5 y 8 monedas.
Al principio de la partida se reparten las cartas de producto entre los jugadores. Cada jugador escoge una carta, y se sigue robando en orden hasta que se acaban. De esta manera, cada jugador tiene al principio de la partida diferentes productos que vender.

En cada ronda, se sacan tantas cartas de cliente como de dinero. Comenzando por el jugador inicial, cada jugador indica si desea vender al primer cliente el producto solicitado. Si un jugador no posee mercancía de ese tipo, no puede vender, evidentemente. El primer jugador que quiera vender, pone a su producto el precio indicado en la carta de dinero correspondiente al cliente. Los siguientes jugadores que quieran vender van bajando el precio en una unidad. Se sigue bajando el precio hasta que todos pasen. Cuando todos pasen, el jugador dispuesto a vender más barato se deshace de la carta de producto correspondiente y cobra la cantidad de monedas convenida. Si en algún momento un jugador baja el precio del producto hasta llegar a una sola moneda, la subasta termina y ese jugador es el que vende el producto.

Cuando todas las cartas de cliente se acaban, se vuelven a barajar, pero eliminando cartas de cliente en secreto antes de cada barajado, con lo cual se crea una incertidumbre sobre si podremos vender, por ejemplo, esa butifarra que nos hemos quedado en la mano, ya que ignoramos si los clientes que quieren butifarra han sido eliminados del mazo. Cuando no quedan cartas para reponer la fila de clientes, acaba la partida y gana el jugador que más dinero haya conseguido vendiendo sus productos.

Como se ve, la mecánica es muy sencilla y se explica en unos minutos. Es un juego bastante divertido, especialmente en esas subastas en las que todo el mundo quiere colar como sea su producto y empieza a bajar el precio vertiginosamente.
Una pequeña pega es que me dió la impresión de que no era muy complicado llegar a vender todos los productos (a no ser que tuvieras la mala suerte de ver desaparecer a los dos compradores de un producto determinado). Quizá reduciendo el número de rondas se podría crear más tensión, aunque por otra parte, tal como está tampoco es malo. Queda más familiar y con menos "puteo". Además, que consigas vender todo no garantiza la victoria si lo has vendido muy barato.

En resumen, un juego familiar y divertido, de corta duración, adecuado para un momento de relax entre partida y partida de algo más dendo, o para acompañar la sobremesa familiar.

martes, 8 de mayo de 2007

El Mercado de Tlatelolco

Y pasamos a comentar el ganador del premio.

El tema de El Mercado de Tlatelolco está inspirado en el mundo azteca. Concretamente en el auténtico mercado de Tlatelolco, que fue el más grande de todo el mundo azteca.
Es un juego para 2 a 4 jugadores, con una duración estimada de unos 45 minutos, algo menos cuando ya se controlan las reglas.

En el mercado de Tlatelolco se venden mercancías de cuatro tipos: hierbas, tela, joyas y cerámica (cubos verdes, azules, negros y rojos, respectivamente). En el mercado hay cuatro vendedores, uno por cada tipo de mercancía. Cada jugador tiene a su servicio a cuatro mercaderes que trabajan para él. Cada uno de ellos solo puede comprar un tipo de mercancía, y no puede haber dos mercaderes del mismo jugador que copren la misma mercancía. En un principio, los mercaderes no tienen una mercancía asignada. Pero en cuanto compran un tipo de mercancía, ya no pueden comprar de otro tipo.
En la foto, las cartulinas blancas de los bordes representan a los cuatro mercaderes que tiene cada jugador. Veréis también que hay losetas con cubos encima. Son los vendedores. En este caso el de hierbas (esquina inferior izquierda) está vacío. También veréis otra loseta con cubos de varios colores. Es el rey, pero de eso hablaremos luego. También hay otros tipos de loseta: 4 aglomeraciones, 3 cargadores, 2 gobernadores y una sin efecto, además de un hueco vacío. Por último, también veréis que algunos mercaderes tienen una ficha encima. Son los marcadores de influencia.
Bien, veamos cómo se juega:
Cada jugador comienza la partida con un punto de influencia, que colocará sobre el mercader que considere conveniente.
Los cubos de colores (mercancías) se meten en la bolsa de tela.
En cada turno, un jugador puede elegir entre jugar o pasar.
Cuando un jugador decide jugar, realiza las siguientes acciones:
  1. Mover el mercado: Pagando un punto de influencia por cada movimiento que realice, el jugador puede mover el mercado. ¿Cómo se hace esto? Simplemente cogiendo una loseta cualquiera y colocándola en el espacio vacío. De esa manera, el lugar anteriormente ocupado por la loseta queda vacío, y será el destino de la próxima loseta que se mueva. Esta acción es opcional. Si el jugador no desea gastar puntos de influencia para mover el mercado, no tiene por qué hacerlo.
  2. Comprar mercancías: Un jugador gasta el punto de influencia situado sobre un mercader, y ese mercader compra todas las mercancías de un vendedor de esa columna. Hay que recordar que la primera vez que un mercader compra, puede comprar cualquier color. A partir de ahí, ha de comprar siempre el mismo. La compra puede verse alterada o impedida por ciertas losetas, como veremos luego.
Cuando un jugador decide pasar, realiza las siguientes acciones:
  1. Reponer mercancías: El jugador saca cuatro cubos de la bolsa, sin mirar. A continuación coloca esos cubos sobre las losetas de vendedor del color correspondiente. Si el jugador lo desea, puede colocar uno de los cubos que ha sacado sobre la loseta del rey.
  2. Obtener influencia: El jugador obtiene una ficha de influencia y la coloca sobre uno de sus mercaderes.
  3. Mover mercado: Se hace igual que como se ha explicado anteriormente, con una salvedad. En esta ocasión, mover el mercado es gratis. Y ha de moverse tantas veces como puntos de influencia tenga el jugador.
Ésta es la mecánica del juego. Ahora veamos qué hacen las distintas losetas:
  • Las losetas de vendedores sirven para poner encima las mercancías que se sacan de la bolsa.
  • La loseta del rey indica el valor de cada mercancía, que es igual al número de cubos del color correspondiente que el rey tenga encima al finalizar la partida. Es decir, si al final de la partida el rey tiene tres cubos azules, dos rojos y uno negro, los cubos azules que tengan los jugadores valdrán tres puntos cada uno,los rojos valdrán dos puntos, los negros un punto, y los verdes no valdrán nada.
  • Las losetas de aglomeración impiden la compra. Si entre tu mercader y un vendedor situado en la misma columna hay una loseta de aglomeración, el mercado está tan concurrido en esa zona que no puedes llegar al puesto a comprar.
  • El cargador introduce un cubo en la bolsa. Si al comprar tienes un cargador entre el vendedor y tu mercador, uno de los cubos que ibas a adquirir vuelve a la bolsa.
  • El gobernador cobra tributos para el rey. Si al comprar hay un gobernador entre el vendedor y tu mercader, uno de los cubos que ibas a comprar va a parar a la loseta del rey.
El juego termina cuando un jugador va a reponer mercancías y quedan menos de cuatro cubos en la bolsa. En ese momento, cada jugador cuenta sus puntos (multiplicando el número de cubos de cada color por el valor de ese color), y el que más puntos tiene gana la partida.

Como véis, las reglas son simples, aunque quizá me haya extendido más de la cuenta con la explicación. El juego huele a eurogame por los cuatro costados. Mecánica simple y toma de decisiones. Hay un cierto equilibrio entre los recursos que dedicas a construir tu juego y a destruir el juego del contrario. No puedes dejar de hacer ninguna de las dos cosas.
Aunque en las primeras partidas tiende uno a ignorarlo un poco, el papel del gobernador es fundamental. Conseguir en la misma jugada unos cuantos cubos de un color y de paso aumentar en uno el valor de esos cubos no tiene precio.
Además, el hecho de que el tablero esté compuesto de losetas se presta a expansiones. Se pueden crear nuevos personajes que favorezcan o entorpezcan las acciones de los jugadores de distinta manera.

En resumen, un juego apto para cualquier tipo de jugadores, ya sean casuales o "jugones".
Ya estoy deseando verlo en la estantería de las tiendas.

And the Meeple goes to...

... Victor Melo, por El Mercado de Tlatelolco!!!!!!



Ya tenemos ganador del Primer Premio "Ciutat de Granollers" de creación de juegos de sociedad.
El resto de los nominados, todos ellos de gran calidad, han sido:
  • Dijous, Mercat!, de Víktor Bautista y Josep M. Allué
  • Encerrados, de José Antonio Abascal
  • Fiebre del Sábado Gótico, de Santiago Eximeno
  • Hospital, de Juan Carlos Coca
  • Mundialito, de José Carlos de Diego
  • Pastura, de Xavi Bonet y Mertxe Iglesias
  • Protegido, de Raúl Echegoien
Intentaré poner un post de cada uno de ellos en cuanto pueda.
Que quede claro que todas mis opiniones sobre estos juegos las daré como jugador, no como miembro del jurado ni nada parecido.

Una experiencia inolvidable

Este último fin de semana tuve el honor de formar parte del jurado del Primer Premio "Ciutat de Granollers" de creación de juegos de sociedad. No voy a hablar en este post del proceso en si, ni de los juegos finalistas. Eso quedará para siguientes posts. Solo quiero hablar en esta ocasión de la "dimensión humana" del evento.

Me sorprendió mucho que Oriol Comas, creador, coleccionista y experto en juegos, y organizador del concurso, me convocara como miembro del jurado. Pero al final le eché valor y acepté. Y no me arrepiento en absoluto. Ha sido una experiencia inolvidable, no solo por el proceso mismo de probar los juegos, deliberar, volver a probar, volver a deliberar, etc. , sino también por la oportunidad de conocer a gente excepcional. Aparte de Zoroastro, compañero habitual de juegos en las quedadas del Laberinto, no conocía en persona a ningún otro de los miembros del jurado, aunque sí había intercambiado mensajes con alguno de ellos en la BSK. Pero eso nunca sustituye a la experiencia de conocer a una persona en vivo y en directo, y compartir con esas personas una gran experiencia como esta.

Fila superior: Teresa, Guillem, Oriol (organizador), Roberto, Alfred y Jep.
Fila inferior: Jordi, Pedro y un servidor.

También hay que hacer mención especial a Marc y Marià, que formaron parte de los grupos que hicieron la preselección de finalistas, y que estuvieron toda la mañana del sábado con nostros enseñándonos los juegos. Y, por supuesto, a Pol y Aidi, de HomoLudicus y laPCra, que nos abrieron la tienda a horas intempestivas para que pudiéranos relajarnos un poco y desfogarnos con un PitchCar (increible la técnica del "dedo mágico" de Alfred), Ricochet Robots, y el Ubongo, juego que me hacía tilín y que Aidi nos explicó en un santiamén.

También es obligado dar las gracias al Ayuntamiento de Granollers, a la organización de la Fira y al hotel Express by Holyday Inn Montmeló por hacer posible la existencia de este concurso, que esperemos se afiance tras esta primera experiencia.

Y, por último, a los autores de los juegos. Aunque hablaré de ellos (de los juegos) en otros posts, hay que destacar el nivel de todos los finalistas. Creo sinceramente que ninguno de los miembros del jurado esperábamos encontrar juegos tan bien paridos. Más de una vez comentamos que los podíamos ver perfectamente empaquetados y en la estantería de una tienda. Había que elegir un ganador, pero quiero dejar constancia de que todos los finalistas eran juegos estupendos que nos incitaban a rejugarlos varias veces.

En un rato se hará público el fallo del jurado y todo acabará... y al mismo tiempo todo comenzará. Ha sido para mí un auténtico honor formar parte de este proceso. Lo dicho: una experiencia inolvidable.